Paseos gastronómicos en Bogotá

 

En el artículo de hoy voy a hablar de un término nuevo muy usado dentro de la comunidad gastronómica. Los foodies, son aficionados a la cocina y todo lo que la rodea. Dedican parte de su tiempo a conocer todo lo relacionado con ella, los nuevos restaurantes, las tendencias culinarias que llegan de otros países. En pocas palabras alguien que adora la buena comida y la buena bebida y que está dispuesto a experimentar y a dejarse llevar por el entusiasmo.

Este término no es nuevo, ya que se está utilizando desde los años 80 en Estados Unidos e Inglaterra, pero en los últimos años este movimiento se ha hecho más visible. Y de la mano con esta tendencia han venido creciendo los tures gastronómicos en las capitales de los países.

Desde hace seis meses viene funcionando una gran idea en Bogotá sobre usar estos tures culinarios con personas consideradas foodies. María Gutiérrez, una joven empresaria se nutrió del tema y traslado esta terminología a la capital, ahora está en frente  de foodies, experiencias gastronómicas, una empresa que se dedica a diseñar rutas en los lugares más exclusivos de la ciudad para que los amantes de la comida puedan redescubrir sabores únicos y experimentar buenos momentos.

Los recorridos se realizan en tres zonas de la ciudad que son: Chapinero alto, cocina imaginativa con mucho sabor local, el segundo es Quinta Camacho, las cinco mesas imprescindibles del barrio inglés y por último Chapinero Heights, un viaje de sabores multiculturales. Los paseos son recorridos de 4 horas con paradas en los sitios más atractivos de la zona.

Aquí les dejo los detalles de uno de los paseos para que los apasionados a la cultura, gente con ganas de hacer amigos y contactos se antojen un poco de lo que será este increíble tour.

Chapinero Alto

El recorrido empieza entre las calles 53 y 58 donde chefs imaginativos reinventan las recetas de siempre con los ingredientes más insospechados de nuestra geografía. En este tour se visitarán cinco imperdibles restaurantes para beber y comer.

El recorrido comprende nueve cuadras a pie con paradas en un mercado orgánico y cinco hermosas casas que se han convertido en el hogar de los buenos paladares.

Donde vamos: Dulce Mini-Mal, Salvo Patria, Fusionario, Mini-Mal, Casa 53-76 y un mercado orgánico.

Qué incluye: Guía del paseo, aperitivo, primera entrada, segunda entrada, plato fuerte, postre y digestivo.

Después de este fabuloso paseo los que quieran pueden seguir de rumba.

Muy personal

Uno de los valores agregados que tiene este tour es la posibilidad de interactuar con los chefs de los restaurantes y con los propietarios, lo que da un aire más intimo a la experiencia. María Gutierréz hace una recomendación muy especial para los que quieran experimentar este viaje: “Almorzar ligero porque los menús son muy generosos”.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s